Results tagged ‘ Yadier ’

Parece Que Nunca Me Fui

Mi telfono y mas el de Jamie no a dejado de sonar y de recibir mensajes de texto en los ltimos das desde que se supo que regresara con los Gigantes. Jamie ha recibido llamadas de las otras esposas y novias de los peloteros expresando su felicidad de que regresare. Las familias as como los peloteros se convierten en una familia en el transcurso de una temporada.

Una de las primeras personas que me llamo fue el legendario Mike Murphy, el encargado del clubhouse o como yo le llamo Papa Murphy.

“Estoy muy contento que regresas,” me dijo por telfono.

“Papa,” le dije yo, “te iba a extraar mucho.”

Como ya he escrito antes, bisbol es un negocio. As que no pens que iba a regresar con los Gigantes. Todo indicaba que esa seria la realidad para mi y el equipo. Las razones ya han sido documentadas. Pero las cosas cambiaron y aqu me tienen.

Ser un placer y divertido volver a trabajar con el elenco de lanzadores que tenemos con los Gigantes. Un sueo para un receptor. Los conozco, tengo una buena idea de cada lanzamiento que tienen y se lo que les gusta y lo que no.

Tambin estoy emocionado con la alineacin que tenemos. Creo que vamos a anotar muchas carreras y claro esto es lo que el equipo necesita. Y a lo que se refiere en que posicin bateare yo, no me importa. Estoy listo para batear en donde quiera Boch.

Tengo que decir que el invierno ha sido tremendo y la razn principal es porque al fin puedo dedicarle tiempo a mi nueva hijita, Jayda. Estoy trabajando muy fuerte en mi acondicionamiento y me siento ms fuerte. La temporada pasada, me cambie de compaa de equipo y eso le afecto a mis piernas. Este ao me quedare con la misma.

Nos fuimos de vacaciones a Cabo San Lucas, visitamos a la familia de Jamie en Seattle y viajamos a Puerto Rico para celebrar el primer cumpleaos del hijo de Yadier. Mi mama llega a Yuma el 28 de enero para quedarse con nosotros por dos semanas.

Bueno, aqu me tienen y me tiene que aguantar con mi blog por otra temporada ms. No me puedo esperar para regresar a San Francisco para el FanFest y verlos a todos. Espero verlos para decirles hola.

Vamos Gigantes!

Visitando a Yadier y Recordando Historias Familiares

Estamos volando en direccin a San Luis y llegaremos a tiempo, eso espero, porque quiero cenar con mi hermano menor, Yadier, el receptor de los Cardenales.

Yadier-thumb-300x200.jpg

Cuando los Cardenales estuvieron en San Francisco la semana pasada, lo llev a almorzar antes del juego a Frutilandia, un restaurante en el distrito de la Misin que sirve comida boricua y cubana. Fue sensacional–un poquito de comida de casa. Y mi novia y yo lo invitamos a cenar una noche, y rpidamente nos encontramos en nuestros largos juegos de domins y poker y cada uno nos estbamos molestando. (Como muchos de ustedes saben nuestro hermano Jos, tambin es receptor con los Yankees de Nueva York. De alguna manera todos hemos logrado un anillo de Serie Mundial. Me han dicho que somos el nico tro de hermanos en la historia del bisbol de Grandes Ligas en hacerlo.)

Es curioso cmo todos terminamos siendo receptores. Yo nunca haba capturado un lanzamiento en mi vida antes de que un buscatalentos de los Angels visitando Puerto Rico me puso detrs del plato y me dijo que tirara a la segunda base. El buscatalento vino a ver a Jos, no a m. Pero mi mam le dijo que me viera a m tambin. Ella no le dijo en realidad. Ella lo acos. Le ense un peridico en el cual estaba una historia sobre m que deca que haba bateado .400 como jardinero en el equipo amateur que gan el campeonato en Puerto Rico ese ao. De cortesa o miedo–no estoy seguro cul–l le dijo a mi mam que me llevara al campo a las 3 y me vera.
MeAndJoseWithAngels-thumb-300x200.jpg

Cuando Jos me dio la noticia, yo le dije que no. “Tu ve y que tengas una buena carrera,” yo le dije. “Est bien.” Pero Jos insisti.

Al fin dije que s, pero que slo haba un problema.

Yo no tena zapatos de bisbol. l me pregunt que dnde estaban. Le dije que mirara afuera y apunt arriba. Estaban colgados en el alambre de telfonos mis zapatos de bisbol.

Una semana antes de que el buscatalentos llegara, yo haba atado las cintas de los zapatos juntos y los tir arriba del alambre. Haba decidido dejar el bisbol. Haba jugado duro y bien toda la temporada, hice todo lo posible y no haba inters de ningn equipo de las Grandes Ligas. En serio, hubiese firmado por una caja de zapatos. Yo slo quera jugar pelota profesional. Pero nada. Me rindo, pens. Nunca se har realidad. Es tiempo de buscar en otro lado.

Luego mi mam le cae con todo al buscatalentos para que me d una prueba.

Jos me dijo que poda usar sus zapatos, los cuales us. Pero me quedaron dos medidas muy grande. Pareca como si estuviera usando zapatos de payaso.

Cuando el busca talentos me vio calentar con Jos y mi pap, le gust lo que vio de mi brazo. Fue all cuando me dijo me pusiera detrs del plato y que tirara a la segunda base. Tir la pelota como un cohete.

Tres das despus los Angels me firmaron por $1,000 y me enviaron a la pelota de novato en Mesa, Arizona. Lo nico que tena era un guante de Lance Parrish de Wal-Mart, el cual pens que era el mejor–hasta que observ los guantes bonitos de cuero que tenan los profesionales. Pero an, yo us el guante de Lance Parrish hasta que se rompieron las cintas.

Mi hermano y yo hablamos mucho de nuestra posicin de receptor cuando estamos juntos, y todos nosotros estamos de acuerdo que la parte bella de nuestra posicin–la parte que nos gusta ms a todos–es la parte psicolgica de manejar a los lanzadores.
Swinging2-thumb-550x467.jpg

Bueno, estoy en el AT&T Park y estamos listos para abordar el autobs en direccin al aeropuerto de San Francisco para nuestro vuelo a San Luis, ms de la psicologa de catchar en mi prximo blog. Gracias por visitarnos.